El sistema de Cableado Estructurado, Sistema de distribución para Edificios está diseñado para proveer un sistema de cableado integrado y completo para satisfacer todas las necesidades de comunicación. Este puede utilizarse simultáneamente para muchas aplicaciones incluyendo redes de voz y datos, vídeo, sistemas de control, iluminación, etc.

Este sistema le asegura que la inversión para su Instalaciones concernientes a la Infraestructura de Comunicaciones, de éste modo estará protegida tanto en el presente como en el futuro, mientras ésta tecnología continúe evolucionando, el sistema le ofrece una arquitectura abierta y cumple con las normas internacionales, proporcionando una transmisión fluida hacia las necesidades del futuro.

Un Sistema de Distribución es la red de transmisión dentro de un edificio o grupo de edificios. Este Sistema conecta entre si dispositivos de comunicación de datos y de voz, equipo de conmutación y otros Sistemas de manejo de información y conecta estos equipos con redes de comunicación exteriores. Incluye todo el cableado y los componentes de distribución asociados entre el punto donde los cables del Edificio se conectan con la red exterior o con las líneas de las compañías telefónicas y las terminales de voz o de datos en las estaciones de trabajo.


El Sistema que sirve a un Edificio o un grupo de Edificios en un local parecido a un campus no incluye las facilidades de la red de la compañía telefónica ni tampoco incluye el equipo de conmutación conectado con los sistemas de distribución, como PBX, conmutador de paquetes de datos o los propios dispositivos de terminal.


Un sistema de distribución se compone de varias familias de componentes, incluyendo medios de transmisión, hardware de administración de circuito, conectores, jacks, enchufes, adaptadores, electrónica de transmisión, dispositivos de protección eléctrica y hardware de soporte. Estos componentes se usan para crear subsistemas, cada uno con un fin específico, que permiten la ejecución fácil y una transmisión normal para mejorar la tecnología de distribución a medida que cambian los requisitos de comunicación.

Un Sistema de Distribución bien diseñado funciona de modo casi independiente del equipo al que sirve y es capaz de interconectar muchos dispositivos de comunicaciones diferentes, como terminales de datos, teléfonos analógicos y digitales, computadoras personales y principales, además del equipo común del sistema.

El mercado de Distribución de hoy es competitivo y requiere un sistema que se conforme totalmente con las necesidades del cliente. Las necesidades de operación en redes de cliente dependen de las aplicaciones del sistema y la necesidad de funcionalidad.

En teoría, un Sistema de Distribución debe soportar a las aplicaciones de voz, aplicaciones de datos y con el tiempo, aplicaciones integradas de voz y datos. En realidad, sin embargo, no todos los clientes están dispuestos a incurrir en los costos adicionales de una red que proporcione aplicaciones de voz y datos integradas si el propósito primario de su red, hoy, y en el futuro próximo, es soportar transmisión de voz ó datos independientes un sistema de otro. Por lo tanto, es importante que el diseño del sistema comprenda las necesidades del cliente para que no diseñe un Sistema de Distribución demasiado complejo ó por otro lado limitativo.